loader image

L-X-J: 8:30-13:30 y 15:00-18:00 | M: 8:30-13:30 y 15:00-20:00 | V: 8:30 a 14:30

logo-vts-prueba

IMPACTO EMOCIONAL DE UN ROBO EN ADULTOS Y NIÑOS

Imapacto emocional de un robo

Impacto emocional de un robo

¿Ha pensado en alguna ocasión en el impacto emocional que tendría en usted sufrir un robo en su domicilio?

¿Ha pensado en cuál sería ese impacto en otros miembros de su familia?

¿Ha llegado a pensar en el impacto emocional y repercusiones que puede tener un robo para los más pequeños de la casa, los menores y los niños?

Consecuencias de un robo

Un robo siempre tiene múltiples consecuencias en quien lo padece, las principales serían:

  • Económicas: Pérdida de objetos, dinero e impacto económico. En definitiva el conjunto de objetos y otros enseres que pueden ser recuperados, sea con una u otra dificultad dependiendo el poder adquisitivo de la familia.
  • Sentimentales: Pérdida de objetos, recuerdos y otros enseres que son irrecuperables por su origen o naturaleza.
  • Documental: Pérdida de documentación crítica como pueden ser escrituras, permisos, documentación familiar, certificado, poderes notariales u otros.
  • Temporales: La cantidad de tiempo a invertir, para reponer, reparar y realizar gestiones administrativas derivadas del robo.
  • Emocionales: Las más desconocidas, diversas y sobre las que trataremos en esta entrada. Son únicas para cada individuo.

Impacto emocional de un robo

¿Qué es el impacto emocional de un robo?

El impacto emocional al sufrir un robo, es el conjunto de consecuencias no cuantificables que afectan al individuo que ha sufrido la violación del lugar que considera más íntimo y seguro, su vivienda. Ha sufrido un ataque a su intimidad justo en el lugar que de manera natural considera su feudo de tranquilidad y control, el lugar, que hasta ahora consideraba inexpugnable y su refugio más personal.

Las consecuencias serán únicas para cada individuo e incluso serán diferentes a las de los familiares con los que con que comparte la vivienda, es decir, cada miembro de la familia puede padecer unas consecuencias emocionales distintas bajo el mismo incidente.

Las consecuencias serán únicas para cada individuo e incluso serán diferentes a las de los familiares con los que con que comparte la vivienda

Es diferente para cada miembro de la familia

Cada persona es única y singular.

A lo largo de nuestras vidas nos hemos formado psíquicamente de una forma particular según nuestras vivencias pasadas, nuestro entorno y nuestra trayectoria personal o vital.

En normal entonces que la afectación sea distinta para cada persona aun siendo convivientes.

Una persona puede sobreponerse rápidamente y sin embargo para otra, el temor puede perdurar durante meses. Existen casos en los que la seguridad de residir en esa vivienda nunca vuelve y hay casos de familias que deciden mudarse por este motivo.

Afecta de manera distinta a los más pequeños

Si para un adulto es complicado sobreponerse a un robo en su hogar, para un niño puede ser una tarea todavía más compleja.

Si bien unos niños son más sensibles que otros, lo que es traumática para unos, puede no serlo para otros.

Es complicado definir lo que afectará a un niño, pero en caso de ser afectado, hay que tener en cuenta su perspectiva, la manera en que puede estar entendiendo lo sucedido.

Su casa, su vivienda no es segura, su familia, sus padres no han podido evitarlo, es vulnerable incluso en su habitación. Esta puede ser su sensación, la forma en que percibe lo sucedido.

Puede haber agravantes que no habíamos previsto. Los niños, disponen de una experiencia vital más reducida y por ello pueden no encontrarse preparador para un impacto de este calibre, no disponen de la trayectoria personal de sus padres y requerirán de un apoyo cercano que, debido a su propio impacto emocional, los padres no detecten adecuadamente o a tiempo.

Su casa, su vivienda no es segura. Su familia, sus padres no han podido evitarlo, es vulnerable incluso en su habitación. Esta puede ser su sensación, la forma en que percibe lo sucedido.

Es conocido, gracias a estudios independientes, que los niños que han sufrido situaciones difíciles en el colegio, o con el grupo de amigos, niños que sufren acoso escolar o que no se relacionan todo el tiempo deseable con sus progenitores por las limitaciones laborales, pueden magnificar las consecuencias emocionales de sufrir un robo en su vivienda, pues para ellos, también su hogar era el lugar más seguro del mundo.

Apoyo necesario

Es necesario apoyar y centrarse en los más pequeños para evitar que los miedos que naturalmente aparecen en un caso así y que pueden perdurar un tiempo al escuchar ciertos ruidos, al negarse a estar no acompañado en una habitación, etc. no resulten con el tiempo en fobias. Para ellos es importante atender correctamente a los menores y en caso de que sea necesario solicitar apoyo psicológico.

Es necesario vigilar, apoyar y centrarse en los más pequeños para que los miedos no evolucionen a fobias.

Evitarlo, es posible

Si bien la seguridad absoluta es inalcanzable, podemos tomar medidas preventivas para evitar en gran medida un robo y así evitar por completo las consecuencias del mismo.

Como en casi todos los ámbitos en que se pueda producir un perjuicio, la prevención es la mejor solución.

Tan solo hay que consultar con un profesional adecuado y cualificado y no dejarnos guiar por el autodiagnóstico y el apilamiento de sistemas de seguridad sin una evaluación previa y personalizada que aplique una metodología acreditada.

¿Quieres saber más sobre tu factor de riesgo?

 

Saludos cordiales.


Fuentes de algunos datos de interés:

Andrés Cuartero, jefe de psicólogos del Sistema d’Emergències Mèdiques (SEM).

Francisco González, doctor en psicología clínica forense y de la salud y profesor de los Estudios de Psicología y Ciencias de la Educación de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC).

 

 

 

 

 

Cerrajero urgente 24H