loader image

La importancia del escudo acorazado de seguridad

Share on facebook
Share on linkedin

Con demasiada frecuencia, las puertas de distintos hogares, se encuentran equipadas con escudos muy simples, de hecho, teniendo en cuenta su resistencia ante un ataque (efracción), se les podría considerar simples embellecedores. Esto es así incluso en nuevas instalaciones de puertas y en viviendas de obra nueva.

Teniendo en cuenta que el cilindro de la puerta (bombín) es el encargado de proteger nuestro acceso contra ataques llamados de habilidad (ataques silenciosos generalmente) como el conocido bumping, el ganzuado, técnicas de impresión y otras, queda por proteger el mismo acceso de los ataques físicos (fuerza bruta) como la torsión, el impacto, el taladrado o la extracción.

Muchas veces se confía esta protección únicamente al cilindro de la puerta siendo este un elemento que, por su reducido tamaño, ofrece una resistencia limitada contra este tipo de ataques.

Por ello, el escudo acorazado de seguridad es un elemento de vital importancia en la protección de una puerta dado que impide que se vulnere fácilmente el cilindro de la misma como podemos observar en el vídeo del siguiente enlace.

Como podemos observar también en el vídeo, el escudo dispone de varios elementos para conseguir su objetivo:

  • Cuerpo de acero completamente macizo y cerrado.
  • Rotor de acero y giratorio (lenteja), para impedir el taladrado y extracción del núcleo del cilindro. Adicionalmente dificulta enormemente las opciones de ganzuado.
    Es recomendable que este elemento esté compuesto de acero al manganeso y tenga una forma abocardada.
  • Espina o espinas aceradas, diamantadas o de widia contra ataques de taladrado y/o corte.
  • Bolas de acero para proteger la tornillería de sujeción de ataques de taladrado contra la misma evitando que se pueda extraer la totalidad del escudo atacando sus puntos de anclaje.

Por otro lado es importante que el escudo se encuentre correctamente instalado, una mala instalación hará vulnerable nuestro escudo pues la fijación del mismo es de vital importancia.
Es recomendado que como mínimo disponga de una fijación con 3 tornillos para evitar la torsión del escudo siendo óptima la fijación mediante 4 tornillos (no todas las cerraduras son compatibles con la instalación de 4 tornillos).

Por último comentar otro refuerzo adicional y altísimamente recomendable para nuestro escudo es que su instalación sea de tipo abocardado, para ello el escudo deber ser de este tipo o instalarse una placa abocardada en el interior de la puerta para evitar la extracción del cuerpo del escudo, lamentablemente esta es una opción solo apta para puertas acorazadas o de seguridad dado el espacio interior requerido en la puerta para el elemento / placa abocardada de forma que el mismo quede “atrapado” por la estructura metálica.

Esperamos desde Grupo VTS que la esta información sea de utilidad a nuestros lectores y si queda alguna duda estaremos encantados de resolverlas.

Formulario de contacto

Cerrajero urgente 24H