loader image

L-X-J: 8:30-13:30 y 15:00-18:00 | M: 8:30-13:30 y 15:00-20:00 | V: 8:30 a 14:30

logo-vts-prueba

Barras antipalanca – Mitos de seguridad

Barra antipalanca

¿Son las barras antipalanca o antiapalancamiento realmente seguras?

Su nombre asegura que si, cuando un elemento es anti-algo se supone que evita ese algo, sin embargo, es bueno dudar de las cosas y gracias a ello se llega a conclusiones interesantes.

Ataque por apalancamiento

En primer lugar hay que aclarar en qué consiste un ataque con palanca o por apalancamiento.

Un ataque de apalancamiento consiste en ejercer presión en la unión entre la hoja de la puerta y el marco de la misma con el objetivo de abrirla. El concepto es simple.

Barra antipalanca y puerta de acceso

Por otro lado, hay que aclarar en qué consiste una barra antipalanca y cómo es una puerta de acceso; para esta explicación dejaremos a un lado las puertas acorazadas y de seguridad que están especialmente diseñadas para evitar este tipo de ataque (no tendría mucho sentido poner una barra antipalanca a una puerta certificada de estas características).

La construcción de una puerta de madera o una puerta blindada es, en esencia, de madera. Tanto su hoja como su marco son de madera y la diferencia es que la puerta blindada dispone de unas láminas de acero en el interior de la hoja.

Por último, una barra antipalanca es un elemento de acero que se coloca en el lado de cierre de la puerta cubriendo de arriba abajo ese lateral. Una pieza se coloca anclada sobre la hoja de la puerta y la otra en el marco de la puerta.

Resultados

Una vez hemos definido en que consiste el ataque, sobre qué tipo de puerta se produce el ataque y en qué consiste una barra antipalanca tenemos que considerar si proporciona el efecto deseado.

A priori, el espacio de ataque se ha reducido mucho, ya que la holgura entre la hoja de la puerta y el marco se ha visto reducida gracias a la instalación del sistema antipalanca, pero la realidad es que ese espacio es fácilmente ampliable usando una cuña.

Una vez hay espacio suficiente para introducir una palanca, podemos ejercer la presión necesaria exactamente igual que antes, pero nos encontramos con una desagradable sorpresa. Anteriormente la madera flexionaba y cedía ante la palanca, de manera que se perdía fuerza en el ataque, ahora, con la barra antipalanca instalada, la fuerza del ataque se ve incrementada, ya que la presión que se puede ejercer es muy superior al hacer palanca entre dos piezas de acero. El punto de apoyo es mucho mejor para hacer fuerza.

Por si todo esto fuera poco, la presión se reparte por toda la barra, con lo que la efectividad del ataque es aún mejor.

Conclusión

Dicho esto, solo cabe llegar a una conclusión.

 

LAS BARRAS ANTIPALANCA NO SON SEGURAS, no aportan una solución real ni mejoran la seguridad de nuestra puerta.

Si quiere saber más sobre cómo mejorar la seguridad de una puerta de acceso pulse aquí.

Muchas gracias por leernos, esperamos que el artículo sea de ayuda y a la vez interesante.

Cerrajero urgente 24H